Hoy en día, vivimos en un escenario económico sumamente complejo, donde gran parte del comercio es controlado por empresas multinacionales, lo que deriva en menores beneficios para pequeños y medianos productores, altos costos ambientales, y economías sumamente dependientes hacía lo que pasa al exterior.

Este contexto en el cual nos encontramos ha dado pie a que la sociedad civil organizada empiece a generar sus alternativas de intercambio a través de monedas locales. Esto con el fin de que exista una mayor inclusión social, una reactivación económica y modos de producción y consumo mucho más amigables con el medio ambiente.

La moneda local es una herramienta de intercambio similar al dinero, pero que en este caso, es creado por las mismas comunidades o colectivos con el fin de poder dinamizar el intercambio de productos y servicios. Estas sirven como herramientas de cambio, no solamente de un cambio económico ya que se basan en la participación social, la confianza y apoyo mutuo, a su vez estas fomentan lazos sociales dentro de los grupos.

Tal pareciera que este tipo de prácticas sólo sucede en comunidades más rurales, pero durante las últimas dos décadas hemos visto que son los mismo habitantes de las ciudades las que la crean. Cada vez son más las ciudades que usan una moneda local. Quizá las más conocidas son en Bristol, Reino Unido, con el “Bristol Round” donde una red de 700 comercios dentro de la ciudad la utilizan; y en Alemania con el “Chiemgauer” donde existen alrededor de 2 mil consumidores y una red de 600 comercios que la utilizan.

En México, una de las monedas locales más importantes, es el Túmin. Esta surge a manera de protesta de la poca actividad económica que había en Papantla Veracruz, fueron los mismos pobladores quienes la crearon con el fin de incentivar el comercio local. Esta moneda es complemento a la moneda oficial de por lo menos un 10% sobre el valor del producto que se comercializa, aunque también hay otros productos o servicios que pueden obtenerse solo por el Túmin.

El Túmin solo se usa entre los socios cooperativistas, no puede fugarse más allá de las fronteras donde se utiliza. A esta moneda se le conoce como dinero sustentable debido a que debe de estar en continuo flujo ya que no tiene ningún sentido guardarla. El objetivo del Túmin es que cada vez existan mayor cantidad de proveedores locales para así incentivar el empleo digno y la producción local.Ahora bien, ¿Cómo es que las personas empiezan a utilizar el Túmin? Esta moneda funciona así, cada productor que participe recibe una cantidad de 500 Túmin, esto equivale a quinientos pesos mexicanos. No importa el tamaño del negocio, cada participante recibe lo mismo. Esto se debe a que busca que todos los participantes partan de la misma línea para producir y consumir y así evitar que exista acumulación. Esta se utiliza principalmente en restaurantes, cafeterías, farmacias y tiendas de abarrotes.

No podemos negar este tipo de moneda cada vez tienen más peso e importancia dentro de la economía local, debido a que la misma sociedad ha visto que su utilización genera mayores impactos positivos, ya que promueven el consumo local, lo cual genera una relación consumidor- productor mucho más transparente y con mayores beneficios para ambos.

Muchos se preguntaran que tan viable puede ser el uso de monedas locales cuando ya estamos acostumbrados al uso de una moneda nacional. Hoy en día México es uno de los países de Latinoamérica con mayor apertura hacia el extranjero, esto ha propiciado el descuido hacia los recursos, productos, servicios y saberes que hay en nuestro propio entorno.

No podemos negar que el utilizar una moneda local representa un reto para la sociedad, ya que se necesitan romper los paradigmas que existen en cuanto a las formas de intercambio de bienes y servicios. Un documental totalmente en línea con este cambio de paradigma, es “Mañana”, en el cual un equipo de seis personas se propusieron realizar una investigación en diez países con el fin de ver como se podían evitar los efectos negativos que han derivado del capitalismo y la globalización. Durante el viaje conocieron individuos y comunidades increíbles que estaban reinventando la energía, la economía, la democracia, la agricultura y la educación a través de iniciativas locales. Este es un documental que demuestra que se puede construir un mundo donde la tierra, lo humano, la creatividad y el bien común, pueden ir de la mano.

Fuentes;
Banco Interamericano de desarrollo (2012) . Financiamiento en Moneda Local, BID.
BPI (2007): Estabilidad financiera y mercados de bonos en moneda local, CGFS Papers nº 28.
Bristol Pound. What is the Bristol Pound?
https://bristolpound.org/what
Copley, Florencia (2013) . El Túmin, una moneda alternativa. Desinformémonos .México.
Gilbert, Katy (2014). “Why Local Currencies Could Be On The Rise In The U.S. — And Why It Matters”. Forbes
https://www.forbes.com/sites/katiegilbert/2014/09/22/why-local-currencies-could-be-on-the-rise-in-the-u-s-and-why-it-matters/#5b4c3c2c4e95